espejos



Los espejos de cristal son engañosos. Los de carne también lo son, aunque en menor medida.