En el Bar de los helechos



era puerto
seguro

recién

el brillo de tus
ojos



En Variaciones sobre un mundo cuadrado