Breve



ya viene ya
concede y ya

-no lo sepamos nunca-

se va-

nuestro ángel breve
y espiralado



En Variaciones sobre un mundo cuadrado